Declaración de Alumnos de Bachillerato

Alumnos de Bachillerato elaboraron una declaración en el marco del Día Nacional de la Educación Católica, celebración que tiene lugar todos los años cada 10 de septiembre.


Ensayo sobre la educación

La educación es uno de los elementos de mayor importancia en el crecimiento de niños y adolescentes, no solo desde el punto de vista cultural sino también desde el punto de vista ético. Además de prepararnos para que en un futuro seamos buenos profesionales, también debería hacerlo para que seamos ciudadanos de bien.

Al reflexionar sobre la educación, en una primera instancia nos adentramos en los factores que perjudican la calidad educativa en los adolescentes, principalmente, la falta de estímulo y dedicación hacia ellos. La causa es que en los últimos tiempos nos hemos centrado en temas periféricos tales como los salarios, profesores, paros, problemas gubernamentales con respecto al tema, entre otros.

El reflejo del país está en nosotros estudiantes, quienes tenemos la posibilidad de un cambio futuro para lograr nuevas metas que permitan anhelar un mejor porvenir. Somos conscientes que también tenemos responsabilidades si queremos lograr el cambio; con iniciativa, dedicación y compromiso. Sólo así lograremos una mayor fecundidad intelectual de los alumnos en el momento de ingresar a los estudios terciarios; verdaderas posibilidades de prosperar en nuestros desarrollos educativos.

Nosotros proponemos comenzar a vivir el cambio, para que éste deje de ser solamente una utopía.

Queremos hacer hincapié también en un tema, al cual estamos muy ligados: la educación católica.

El día 10 de septiembre se conmemora el «Día Nacional de la Educación Católica». Nosotros queremos destacar dentro de muchos aspectos la preocupación por el desarrollo integral del estudiante, fomentando los valores y espiritualidad del mismo además de la formación académica.
La educación católica promueve la formación tanto personal como intelectual, otorgándole al alumno herramientas para afrontar la vida y todo lo que ella conlleva, de la mejor manera.

Es de hacer notar la unificación que logra la educación católica entre los programas lectivos y las realidades sociales. Busca la integración del alumnado a la sociedad mediante diversos proyectos, así como también mediante la ayuda comunitaria y la cooperación y realización de actividades con diversos centros sociales. De este modo trata de lograr que los alumnos observen desde adentro las diferentes realidades sociales.

Podemos encontrar distribuidos en todo el país diversos centros educativos católicos, todos ellos con un mismo objetivo; fomentar la fe del estudiante en él mismo, en la sociedad y en Dios, sin dejar atrás la formación académica.

Para dar cierre a esta reflexión, queremos agradecer por esta oportunidad que nos han brindado a los estudiantes de hacer notar nuestra voz y con esto queremos pedir, que se deje de quitar importancia a lo esencial de la educación: la formación de buenos alumnos y excelentes personas.

Alumnos de 5º año
Colegio Jesús Sacramentado
Tacuarembó